Romero en maceta: si quieres que dure más de 10 años, ¡sigue los consejos de este jardinero!

El romero o Rosmarinus officinalis es originario del Mediterráneo y es un arbusto aromático cultivado principalmente para usos culinarios.

También se utiliza en farmacología, homeopatía y muchas otras terapias naturales.

Estas son cosas de las que la mayoría de la gente es consciente, sin embargo, hay que tener claro que elcrecimiento y la longevidad de la planta de romero depende de su conservación.

En esta página, de hecho, puede descubrir cómo los jardineros o los expertos en jardinería logran cultivar romero en macetas hasta por 10 años y disfrutar siempre de su sabor.

Para ello, basta con seguir varios pasos al alcance de todos. Con un poco de paciencia y amor, incluso aquellos que están dando sus primeros pasos en el mundo de la jardinería pueden hacerlo.

Romero en macetas: los pasos para tener una planta longeva

Claramente, el principal secreto para dejar que el romero viva durante muchos años en macetas es hacer que viva en un ambiente muy similar al que vive de forma natural. Además, es necesario trasplantar la plántula de maceta a maceta con regularidad y con los cuidados adecuados. Esto hará que el sistema radicular sea mucho más robusto.

Otra cosa igualmente importante es elegir la maceta adecuada en la que cultivar romero. Se debe utilizar una maceta espaciosa y bien drenada. El diámetro de la maceta debe ser mayor de vez en cuando para dar más espacio a las raíces. Los orificios de drenaje, por otro lado, se utilizan para evitar el estancamiento del agua que puede hacer que el sistema radicular se pudra.

La planta en cuestión también debe enraizarse cada 2 o 3 años para evitar el hacinamiento de las raíces. De esta manera, se puede asegurar un crecimiento saludable de la planta aromática. Además, la mejor época para hacerlo es en primavera porque es el periodo en el que la planta activa su ciclo de crecimiento.

Romero: ¿qué debes hacer después de colocar la planta en la maceta?

En primer lugar, debe cuidar los fertilizantes naturales que se pueden insertar en el suelo para nutrirlo. El mejor para usar es definitivamente el compost, y ocasionalmente agregar turba o perlita puede ser útil para facilitar el drenaje y mantener la tierra húmeda correctamente.

El momento ideal para fertilizar la planta es definitivamente el período de floración. Si desea tener una planta rica, debe usar un fertilizante líquido de abril a septiembre una vez al mes.

No hay que olvidar que el romero no necesita colocarse en suelo húmedo para prosperar, aunque tolera muy bien la mayoría de las condiciones a las que puede estar expuesto. Sin embargo, el suelo demasiado húmedo lo daña irreparablemente, por lo que debes comprobar los niveles de humedad en el suelo y solo regar la planta cuando los primeros 2 o 3 centímetros del suelo parezcan secos.

Durante la estación más fría del año, por otro lado, es necesario colocar la maceta que contiene la plántula en un lugar protegido o en el interior para salvar las raíces de las bajas temperaturas.

El suelo preferido de la planta es la piedra caliza. En este suelo, la plántula vivirá más tiempo. Por lo tanto, es necesario evitar suelos mal drenados como los suelos arcillosos.

Con estas pequeñas atenciones, la planta podrá vivir sana durante mucho tiempo.