Planter la lavande en pot à l'intérieur pour une maison parfumée et relaxante !

Elegir la variedad y el material de lavanda adecuados

Para cultivar lavanda con éxito en macetas, es importante elegir la variedad adecuada y contar con el equipo adecuado.

Esto se debe a que algunas variedades de lavanda son más adecuadas que otras para cultivar en macetas e interiores.

La lavanda verdadera (Lavandula Angustifolia), por ejemplo, es muy adecuada para cultivar en macetas. Es especialmente resistente y su fragancia es más suave que la de otras variedades, por lo que es ideal para interiores. Otras variedades a tener en cuenta son la lavanda mariposa (LavandulaStoechas) y la lavanda dentada (Lavandula Dentata).

En cuanto al material, necesitas una maceta con agujeros de drenaje, un sustrato claro y bien permeable, una estaca para sostener la planta y posiblemente iluminación adicional si no tienes una. Un lugar suficientemente luminoso.

Un drenaje adecuado es esencial para la salud de la lavanda, ya que esta planta no tolera el exceso de agua.

Pour assurer un bon drainage, il faut choisir un pot avec des trous de drainage et utiliser un substrat léger et bien perméable.

Commencez par placer une couche de gravier ou de galets d’argile au fond du pot pour faciliter l’écoulement de l’eau. Ensuite, préparez le substrat en mélangeant ce qui suit :

  • 50 % de terreau universel
  • 25 % de sable grossier
  • 25 % de compost bien décomposé ou de fumier séché.
  • Ce mélange léger et bien perméable permet à la lavande de pousser correctement, sans risque de pourriture des racines.

Planter et positionner la lavande

Dès que le pot et le substrat sont prêts, il est temps de planter la lavande.

Pour ce faire, procédez comme suit :

  1. Remplissez le pot avec le substrat préparé et laissez environ 2 cm entre le substrat et le bord du pot.
  2. Retirez délicatement la lavande de son pot d’origine et démêlez les racines si elles sont emmêlées.
  3. Placez la lavande au centre du pot et ajoutez du substrat autour des racines, en le compactant légèrement.
  4. Arrosez abondamment pour bien humidifier le substrat et vérifiez que l’eau s’écoule correctement par les trous de drainage.
  5. Placez ensuite le pot à un endroit ensoleillé, idéalement près d’une fenêtre orientée au sud ou à l’ouest. La lavande a besoin d’au moins 6 heures de lumière directe par jour pour bien pousser. Si vous ne disposez pas d’un emplacement suffisamment lumineux, vous pouvez utiliser un éclairage d’appoint, par exemple une lampe de jardin ou une lampe LED.

Notez également que la lavande apprécie un environnement frais, avec une température comprise entre 15 et 22 °C. Ne placez pas le pot à proximité d’un radiateur ou d’une source de chaleur.

Soigner la lavande : arroser, tailler et fertiliser

Para que su lavanda en maceta prospere en el interior, es importante darle los cuidados necesarios regando, podando y dándole fertilizante.

  • Agua: La lavanda es una planta tolerante a la sequía, por lo que es mejor no regarla. Riegue moderadamente y deje que el sustrato se seque ligeramente entre riegos. Reduzca aún más el riego en invierno, ya que la planta entra en una fase de reposo.
  • Pode la lavanda: Para promover el crecimiento de la lavanda y mantenerla compacta, pódela regularmente. Recorta las flores marchitas y los tallos que sobresalgan, y a finales del invierno, haz una poda más intensa eliminando aproximadamente un tercio de la masa total de la planta. Sin embargo, tenga cuidado de no cortar la madera vieja, ya que esto puede dañar la planta.
  • Fertilización: La lavanda no necesita mucho fertilizante, pero agregar fertilizante orgánico en la primavera y el verano puede ser beneficioso. Elija un fertilizante que tenga un alto contenido de potasio y un bajo contenido de nitrógeno, como ceniza de madera o potasa.

Control de plagas y enfermedades

  • La lavanda es generalmente resistente a plagas y enfermedades, pero hay algunas precauciones que se pueden tomar para evitar que aparezcan.
  • Plagas: Las principales plagas que pueden atacar la lavanda en maceta son los pulgones, las cochinillas y los ácaros rojos. Para mantenerlos alejados, rocíe la planta regularmente con agua jabonosa o use insecticidas naturales como el aceite de neem. También puedes usar insectos beneficiosos como las mariquitas para controlar los pulgones.
  • Enfermedades: La lavanda puede ser susceptible a ciertas enfermedades, como el mildiú polvoriento, la roya y la pudrición de la raíz. Para evitar estos problemas, practique una buena higiene (limpie la maceta y las herramientas con regularidad), no riegue en exceso y asegure una buena circulación de aire alrededor de la planta.

Si sigues estos consejos, deberías poder cultivar lavanda en maceta con éxito en casa. ¡Disfruta de su fascinante fragancia y propiedades relajantes durante todo el año!