Una distracción en la cocina, una llamada telefónica repentina, el cartero y la olla quemadas! ¡Qué pena! Es inútil desesperarse, es mejor correr a cubrirse, pero con precaución.

De hecho, no podemos frotar vigorosamente las esponjas abrasivas, ¡especialmente si se trata de una sartén de hierro fundido o antiadherente! Pero hay un truco infalible, delicado y eficaz.

¿Curioso? ¡Empezar!

https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?client=ca-pub-7364415406099597&output=html&h=310&slotname=6777206581&adk=2716496999&adf=301197053&pi=t.ma~as.6777206581&w=371&fwrn=4&lmt=1698825793&rafmt=11&format=371×310&url=https%3A%2F%2Fdonnaup.it%2Fpentola-bruciata-torna-come-nuova-con-questo-trucco-infallibile%2F&wgl=1&uach=WyJXaW5kb3dzIiwiMTUuMC4wIiwieDg2IiwiIiwiMTE4LjAuMjA4OC42MSIsW10sMCxudWxsLCI2NCIsW1siQ2hyb21pdW0iLCIxMTguMC41OTkzLjg5Il0sWyJNaWNyb3NvZnQgRWRnZSIsIjExOC4wLjIwODguNjEiXSxbIk5vdD1BP0JyYW5kIiwiOTkuMC4wLjAiXV0sMF0.&dt=1698825792896&bpp=4&bdt=821&idt=132&shv=r20231026&mjsv=m202310300101&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3D14a9067a62c81cee-2299631da7e4008a%3AT%3D1698104818%3ART%3D1698825455%3AS%3DALNI_Mahj6pi97rK5Z0JF06RYkTFQoM0aw&gpic=UID%3D00000c6fb225be52%3AT%3D1698104818%3ART%3D1698825455%3AS%3DALNI_MaQ3IebTcKmKFffpysuV3uZUZFmPw&prev_fmts=0x0&nras=1&correlator=2140176602854&frm=20&pv=1&ga_vid=341528177.1698825793&ga_sid=1698825793&ga_hid=919181923&ga_fc=0&rplot=4&u_tz=480&u_his=2&u_h=1080&u_w=1920&u_ah=1032&u_aw=1920&u_cd=24&u_sd=0.8&dmc=4&adx=220&ady=1552&biw=1011&bih=1185&scr_x=0&scr_y=0&eid=44759875%2C44759926%2C31079080%2C31079082%2C31079266%2C44801485%2C44805933%2C31078301%2C31079295&oid=2&pvsid=2728521317980707&tmod=2015935836&wsm=1&uas=0&nvt=3&fc=1920&brdim=1006%2C1%2C1006%2C1%2C1920%2C0%2C888%2C1039%2C1030%2C1185&vis=1&rsz=%7C%7CpoEebr%7C&abl=CS&pfx=0&fu=128&bc=31&psd=W251bGwsbnVsbCxudWxsLDNd&ifi=2&uci=a!2&btvi=1&fsb=1&xpc=3erHgd7DsZ&p=https%3A//donnaup.it&dtd=148

Olla quemada: ¡recupérala en un minuto con este truco infalible!

Olla quemada: ¡recupérala en un minuto con este truco infalible!

Esto es lo que necesitas para limpiar una maceta apelmazada:

  • pasta de dientes, 1 cucharadita
  • bicarbonato de sodio, 1 cucharadita
  • cáscara de huevo, 1 en polvo
  • jugo de limón (al gusto)

Primero, con un mazo de carne, reduzca una cáscara de huevo limpia enjuagada a un polvo muy fino. Luego coloque la pasta de dientes, el bicarbonato de sodio, la cáscara de limón y el jugo de limón en un tazón exactamente en el orden en que lo escribimos.

Mezclar los ingredientes con cuidado para obtener una pasta homogénea y blanquecina (aunque mucho depende del color de la pasta de dientes). Extiéndalo en la sartén y con una esponja suave, frote las incrustaciones quemadas. Dejar actuar unos minutos y enjuagar bajo el grifo.

¡Quedará como nuevo!

Con este procedimiento en menos de un minuto devolverás tu cazuela a su estado nuevo, pero no es el único remedio posible. Mucho depende de lo que tengas en casa de inmediato.

Puede, por ejemplo, llenar inmediatamente la olla con agua, agregar media taza de vinagre de vino blanco, volver a ponerlo en la estufa y llevar todo a ebullición. Las propiedades desengrasantes del vinagre disolverán los restos de comida, y una vez que se apague el gas y la olla se enfríe, puede eliminarlos fácilmente.

O nuevamente, pruebe una crema de bicarbonato de sodio: se prepara fácilmente con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua, mezcladas.

Si no quieres frotar, puedes hervir agua con jugo de limón en la olla y agregar bicarbonato de sodio cuando comience a evaporarse. Dejar actuar media hora con la estufa apagada y enjuagar.

¿Alguna vez has experimentado el poder corrosivo de la coca? Cocínalo a fuego lento para que hierva, déjalo decantar y enjuaga.

En resumen, no faltan soluciones. ¿Con cuál te quedas?