Multiplica los pepinos de esta manera

¿Cómo se multiplican los pepinos sin fin? Los jardineros de la zona han ideado una forma sencilla y divertida de hacerlo: cualquiera puede hacerlo.

Los pepinos son algunas de las plantas útiles más fáciles de cultivar y propagar. Las plantas de pepino producen frutos en abundancia en el verano, y es fácil obtener plantas adicionales a partir de semillas o esquejes. Jardineros expertos en la industria explican cómo multiplicar pepinos de una manera divertida y sencilla.

Multiplicar pepinos sin fin: el método de los expertos

Hay varias formas de multiplicar los pepinos sin fin, pero una de ellas es particularmente utilizada por los expertos. Es ideal para aquellos que quieren tener un huerto lleno de frutas silvestres y deliciosos pepinos, que son buenos para ti y te proporcionan humedad durante los veranos calurosos. El primer método propuesto es el siguiente:

  • Siembra de pepinos

Podría decirse que la siembra es el método más común para propagar pepinos. La siembra directa en el jardín puede ser bastante simple, pero los pepinos necesitan temperaturas cálidas para germinar y las semillas pueden tardar hasta varias semanas en emerger.

El mejor momento para plantar pepinos es en primavera o principios de verano, cuando la temperatura del suelo es lo suficientemente cálida. Antes de plantar, asegúrese de preparar el suelo agregando un poco de materia orgánica como estiércol o compost.

  • Multiplicación de pepinos

Puede sembrar en hileras espaciadas entre 15 y 20 cm y a una profundidad de unos 2 a 3 cm. Una vez plantadas las semillas, cúbralas firmemente con tierra y riéguelas con cuidado.

  • Propagación por esquejes.

Otra forma popular de propagar pepinos es a través de esquejes. Este método se utiliza más a menudo en entornos domésticos o para pequeños cultivos y da como resultado plantas más fuertes y vigorosas que las obtenidas por semilla.

Los esquejes se pueden tomar del pepino madre cortando un tallo lateral o un brote amarillo desde el punto de crecimiento del eje. Asegúrese de cortar una rama sana que tenga al menos 10 cm de largo.

Después de la poda, retire las hojas de la base y deje solo 2-3 en la parte superior. Coloque el esqueje en un vaso de agua durante aproximadamente una semana, hasta que se formen raíces.

Tan pronto como las raíces hayan crecido, es hora de trasplantar los esquejes al suelo. Si es posible, elija un lugar bien iluminado y proteja las plantas jóvenes de la luz solar directa durante los primeros días.

Asegúrese de preparar bien el suelo como se describió anteriormente, luego taladre pequeños agujeros en el suelo para colocar los esquejes. Inserte con cuidado el esqueje en el agujero y cúbralo con tierra. Riegue abundantemente.

Para estimular el crecimiento de plantas jóvenes, evite regar con demasiada frecuencia y no permita que el suelo se seque por completo.

En resumen, la propagación de pepinos es simple y se puede hacer sembrando o esquejes. En ambos casos, es una buena idea preparar bien el suelo y crear las condiciones climáticas adecuadas para el crecimiento de las plantas de pepino.