Más potentes que el ajo y el limón, estos dos ingredientes erradican todos los hongos y bacterias.

Suspenda el uso de ajo y limón y, en su lugar, adopte estos dos nuevos ingredientes. Poseen mayor fuerza y ​​eliminan eficazmente todos los hongos y bacterias. Esto es lo que necesita saber.

Ingredientes en tazones

Son ampliamente reconocidas las propiedades del ajo y el limón para combatir virus, bacterias y hongos. El ajo ha sido reconocido por sus propiedades medicinales desde la antigüedad, utilizado inicialmente con fines terapéuticos para mejorar la resiliencia física y por sus numerosos beneficios para la salud.

Mejora la salud cardiovascular, estimula el sistema inmunológico, ayuda a la digestión, fortalece los huesos, mejora la visión y más. De ahí que se utilice frecuentemente en la lucha contra hongos y bacterias, al igual que el limón, que gracias a su contenido en vitamina C también refuerza el sistema inmunológico.

No más ajo y limón

El resultado es nada menos que ayudar al cuerpo en su lucha contra hongos y bacterias. El limón, en particular, se utiliza ampliamente en remedios naturales. Sin embargo, lo que muchos desconocen es la existencia de dos ingredientes alternativos, igualmente naturales pero mucho más potentes que el ajo y el limón, lo que hace imprescindible su uso.

Utilice estos dos ingredientes para combatir bacterias y hongos

Como se mencionó, hay dos ingredientes que superan al ajo y al limón en fuerza y ​​​​eficacia para combatir virus, bacterias y hongos: la ortiga y el orégano. Estas dos hierbas naturales cuentan con una eficacia notable y ahora explicaremos brevemente por qué.

Orégano

El orégano, una especia muy utilizada en aplicaciones culinarias, también encuentra su lugar en la fitoterapia. Posee propiedades antibacterianas y antifúngicas, aunque su uso debe ser moderado debido a su bajo índice terapéutico, ya que puede resultar irritante tanto para la piel como para las mucosas. El orégano se puede consumir mediante decocción o infusión, y esta última se utiliza a menudo como ayuda digestiva. Además, presenta propiedades antioxidantes y antiparasitarias, especialmente dirigidas a los parásitos intestinales.

Ortiga

La ortiga, una planta reconocida mundialmente por sus atributos medicinales, está repleta de vitaminas, minerales y antioxidantes. Encuentra aplicación de forma externa para el tratamiento de determinadas dolencias o de forma interna en forma de infusiones, extractos o jugos. Rica en vitamina A, favorece la salud ocular y fortalece el sistema inmunológico, mientras que su contenido en vitamina C, junto con hierro, calcio, magnesio y potasio, contribuye a sus múltiples beneficios como combatir el envejecimiento prematuro, reducir la inflamación y el colesterol, prevenir enfermedades cardiovasculares. enfermedades y mejorar el bienestar general.

Té de ortiga y orégano: método de preparación

Habiendo explorado las diversas propiedades de estos dos ingredientes, profundicemos en la elaboración de un té natural. Hervir 500 ml de agua, luego en una jarra añadir unas cucharadas de orégano y un puñado de ramitas de ortiga. Vierta el agua hirviendo sobre las hierbas y cubra con un platillo. Déjelo reposar durante al menos 15 minutos antes de colarlo a través de un colador para eliminar las hierbas infundidas. Este té se puede consumir 2-3 veces al día, sirviendo como un remedio natural ideal para combatir hongos y bacterias mientras promueve la salud y vitalidad en general.