Los floristas siempre hacen esto para tener orquídeas exuberantes durante meses y meses

¿Todavía quieres tener orquídeas sanas y muy frondosas? Todo lo que necesitas hacer es seguir los consejos que te damos en este artículo.

Muévete para tener orquídeas exuberantes

Las orquídeas son plantas muy comunes. El cuidado de esta planta es realmente muy sencillo y son muchas las personas que deciden tener al menos una en su apartamento. De hecho, se experimenta muy bien en casa y lejos de la luz solar directa.

No existe una posición ideal para la orquídea en la casa, pero es muy importante mantenerla alejada de fuentes de calor, especialmente radiadores, y colocarla en un lugar relativamente luminoso. Por lo tanto, la proximidad de las ventanas podría ser un área adecuada para el crecimiento adecuado de la orquídea, siempre que la luz solar directa no penetre en el interior.

La temperatura ideal para un cuidado perfecto de las orquídeas es entre 18° y 22°. Aparte de los meses muy calurosos, esta podría ser la temperatura que normalmente siempre tenemos en nuestros hogares. Durante los meses más cálidos, es importante elegir un lugar más fresco, aunque nunca debe faltar la luz.

Para asegurarse de que el sol no abrace directamente a esta planta, también es recomendable colocar la orquídea en un rincón de la casa, hacia el suroeste o sureste.

Basándonos en esta premisa, dónde y a qué temperatura crece mejor tu orquídea, hemos desarrollado algunos trucos excepcionales para mantenerla siempre exuberante y saludable. Aquí encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

Si sigues estos pasos, tu orquídea siempre estará sana

El calor excesivo podría hacer que las raíces se sequen irreparablemente. Por eso es importante mantener la orquídea alejada de fuentes de calor demasiado importantes, como los rayos del sol o una bomba de calor en la casa.

Las orquídeas son flores realmente hermosas, pero para una floración impecable, es muy importante seguir algunos consejos y trucos. A las orquídeas no les gusta que las coloquen al aire libre. Es por eso que se consideran plantas de interior perfectas. Como ya hemos mencionado, no les gusta vivir en temperaturas demasiado frías. De hecho, por debajo de los 15°, ya empiezan a sufrir.

Lo mismo se aplica cuando la temperatura es demasiado alta. La temperatura de nuestros hogares, si están bien climatizados, es por tanto el lugar perfecto para cuidar una orquídea.

Una orquídea florece cuando suben las temperaturas. Por lo tanto, es significativo que hayamos podido observar la floración de las flores en primavera. Pero para que florezca, es importante tomar algunas precauciones específicas. Una de ellas será proporcionar a la planta abundante humedad. Sin embargo, sufre de agua estancada. Por lo tanto, el suelo debe estar bien drenado y compuesto de corteza de pino.

La orquídea no necesita mucha agua, especialmente durante los meses fríos. Por lo tanto, basta con regar la planta una vez cada 7 a 10 días. En los meses más cálidos, en cambio, se debe regar con más frecuencia. Además, esta planta no se puede regar como las demás. De hecho, hay que sumergir el jarrón en un fregadero y mojar la corteza de pino durante unos minutos. Debe absorber el agua de manera eficiente.

¿Orquídeas exuberantes? A continuación te explicamos cómo debes hacerlo

La fertilización constante y frecuente de su orquídea es definitivamente una excelente manera de garantizar una floración excelente y abundante. Para tener orquídeas exuberantes, en realidad es necesario usar ciertos nutrientes como potasio, fósforo y nitrógeno.

La corteza de pino es, como ya hemos mencionado, muy adecuada para asegurar el paso del aire a las raíces. Por lo tanto, un fertilizante en forma líquida podría garantizar buenos resultados, especialmente en primavera.

Aquellos con el tiempo y un pulgar verde envidiable también pueden tomar medidas específicas para garantizar la máxima salud de su orquídea. Como ya hemos comentado, se trata de plantas que se adaptan perfectamente a su ambiente interior. En algunos casos, sin embargo, pueden preferir un cambio de temperatura en el mismo día.

Si colocas tu orquídea en diferentes lugares de nuestra casa, siempre que el sol nunca la toque, podríamos considerarlo útil para darle aún más fuerza y vitalidad.