Flores de lis: todo sobre la plantación y el cuidado de los lirios
  • Algunos lirios se encuentran entre las plantas ornamentales más antiguas del mundo.
  • Los lirios no solo son valorados como plantas ornamentales o flores cortadas, también tienen un significado cultural especial.
  • Estas elegantes plantas son aptas tanto para uso exterior como interior.

Los lirios son flores poderosas y hermosas que son perfectas como plantas de jardín o de interior. ¡Descubre aquí qué hay que tener en cuenta a la hora de plantar y cuidar los lirios!

Cuidado de los lirios: los mejores consejos

Los lirios gozan de popularidad en todo el mundo debido a sus impresionantes flores y su amplia gama de colores, y aquí se encuentran principalmente en forma de flores cortadas. Hay alrededor de 125 especies de este género de plantas pertenecientes a la familia de las liliáceas, y algunas especies se encuentran entre las plantas ornamentales más antiguas.

Además, tienen una larga historia cultural y siguen siendo un símbolo importante en la actualidad, por ejemplo en la literatura o la religión. En el cristianismo, los lirios simbolizan la esperanza, la luz y el apego a Dios. En un contexto puramente cultural, el clásico lirio blanco simboliza la belleza, la pureza, la dignidad y la feminidad. El lirio de fuego rojo simboliza el amor, pero el lirio amarillo simboliza la vanidad y el deseo de reconocimiento.

El lirio también se utiliza como alimento y planta medicinal. Aparte del tallo, todas las partes de la mayoría de las especies de lirios son comestibles, pero ten cuidado, siempre debes averiguar de antemano si realmente es una especie no tóxica. En la cocina china, los bulbos son particularmente populares y se comen frescos o secos. En la cocina europea, los lirios se usan más raramente y se encuentran principalmente en restaurantes de cocina fusión o alta cocina.

Origen

A partir de su origen evolutivo en el Himalaya, los lirios están muy extendidos principalmente en los continentes del hemisferio norte. Prefieren las zonas de clima templado o subtropical, así como las regiones con altas precipitaciones y se sienten como en casa, especialmente en China, pero también en Japón, América del Norte, el Cáucaso o Europa. Incluso en Francia, es posible que te encuentres con un lirio que crece de forma natural. La especie local es el lirio turco, también llamado Lilium martagon, que crece en el sur de la Selva Negra y los Alpes de Allgäu.

La ubicación óptima

En la naturaleza, los lirios prefieren bosques herbáceos de coníferas y caducifolios en suelos primarios de piedra caliza y rocosos, en un lugar fresco y semisombreado. En las montañas, también puede crecer por encima del bosque montano, en praderas. En general, los lirios prefieren un lugar soleado sin luz solar directa, lo que se aplica tanto a su planta de interior como a los lirios del jardín. Si es posible, la base de la flor debe estar sombreada.

Cómo podar los lirios

Los lirios se podan tan pronto como termina su fase de reposo, los brotes mueren o se utilizan como flores cortadas. Aparte de la poda en jarrón, los lirios solo deben podarse después de marchitarse. Para ello, no cortamos el tallo, sino las flores marchitas.

Plantar lirios: ¡así es como se hace!

¿Quieres disfrutar de tus lirios durante mucho tiempo y te gustaría cultivarlos tú mismo en lugar de gastar dinero en flores cortadas? ¡En realidad es muy simple! Para esto, compra bulbos de lirio que son frescos y tienen raíces bien desarrolladas y vitales en la parte inferior del bulbo. El mejor momento para plantar lirios es a finales del verano o principios del otoño. Asegúrese de que el suelo esté suelto y bien permeable al agua, con un pH neutro a bajo. Un consejo: si el suelo se enriquece con compost rico en humus (hojas) antes de plantar, las condiciones son aún mejores para el crecimiento y la prosperidad.

La capa inferior del suelo debe estar formada por grava gruesa, sobre la cual es mejor agregar una mezcla de arena, compost y tierra de jardín. El bulbo también debe estar envuelto en arena. La profundidad a la hora de colocar el bulbo depende de su altura, por lo que esto significa que debe plantarse de dos a tres veces más profundo que su altura. Los lirios, especialmente las variedades pequeñas, también se pueden plantar sin problemas en contenedores que se pueden colocar directamente en la habitación o llevar al interior para el invierno.

Aquí te contamos cómo determinar el tipo de suelo de tu jardín para que encuentres el suelo adecuado para tus plantas. ¿Estás buscando el fertilizante perfecto? Los fertilizantes naturales como las cáscaras de huevo, los posos de café y similares son buenos para tus plantas. Y así es como puedes crear compost.

Regar los lirios: ¿cuánta agua necesitan?

La tierra siempre debe estar húmeda, pero no demasiado. El riego excesivo o insuficiente es perjudicial para el desarrollo de las plantas y puede hacer que las plantas se sequen o se pudran. Asegúrese de que el agua se drene bien y riegue las plantas tan pronto como el suelo esté seco al tacto. Especialmente en climas cálidos, es recomendable revisar regularmente y posiblemente regar varias veces a la semana.

Fertilización de lirios: ¿Cuándo, con qué frecuencia y con qué?

Los lirios generalmente se consideran flores bulbosas de alto crecimiento, lo que significa que aún pueden hacer frente al sustrato en el que se plantaron unos dos años después de la siembra, pero luego su efecto disminuye drásticamente. Lo mejor es utilizar un fertilizante bajo en nitrógeno, pero sobre todo orgánico, como monos, virutas de cuerno, compost. Esto no solo es más respetuoso con el medio ambiente, sino que también promueve la vida del suelo. De lo contrario, el fertilizante de rododendro también es adecuado.

Antes de fertilizar, se deben eliminar todas las flores marchitas para que la planta tenga suficiente energía. Para estimular el crecimiento, los lirios de jardín se fertilizan entre una y tres veces al año. Las plantas cultivadas en macetas necesitan más apoyo y, por lo tanto, se fertilizan cada dos a cuatro semanas.

Aquí tenemos algunos consejos para ayudarte a hacer tu propio compost. ¿Te apetece un prado de flores o un huerto? Para ello, también puedes construir una cama elevada. Aún más conocimientos para los jardineros domésticos: las hortensias, los tomates y las fresas necesitan este suelo para crecer de manera óptima.

Cómo invernar lirios

Para pasar el invierno en el jardín, es importante que sea una variedad de lirio resistente al invierno. Puede consultar con el jardinero, la tienda de bricolaje o el centro de jardinería con anticipación. Tan pronto como haya pasado la primera helada, las hojas marchitas se cortan a aproximadamente un palmo de ancho sobre el suelo y luego se cubren con una capa protectora de ramas, paja o ramitas en el macizo de flores.

Si no es una especie de lirio resistente al frío, la flor se desentierra antes de la primera helada, se planta en una maceta o recipiente y se almacena en un lugar oscuro, fresco y libre de heladas, que también está protegido de la lluvia.