El secreto asiático para revivir rápidamente las orquídeas con raíces y hojas jóvenes

¿Sabías que hay un secreto asiático para hacer que la orquídea sea exuberante y renazca? Pronto nacerán hojas y raíces jóvenes, ¡de eso se trata!

Hay un secreto asiático para revivir una orquídea cuando está seca o a punto de morir. En poco tiempo, la planta produce raíces y hojas jóvenes y se vuelve exuberante. Además, produce montones de flores, y puedes decorar tu hogar y exterior de la mejor manera posible. ¡Ese es el secreto asiático!

Las raíces de las orquídeas están secas o podridas

La razón principal por la que las raíces de las orquídeas pueden estar secas se debe a la falta de nutrientes. Pero si están podridos, la razón es definitivamente un riego deficiente. Esto se debe a que si las orquídeas están excesivamente húmedas, las raíces no pueden secarse, por lo que es necesario tomar medidas.

Se debe revisar la planta y eliminar las raíces malas cortándola. Además, debe almacenarse en un lugar seco pero lo suficientemente húmedo para que no se seque. Si las raíces están podridas, las infecciones fúngicas pueden afectar a las plantas y entrar en los tejidos a través del agua. La multiplicación de hongos puede provocar la pudrición de la raíz, precisamente por la acumulación de agua.

Es por eso que, después de cortar las raíces podridas, las orquídeas deben desinfectarse y tratarse para recuperar su vigor y vitalidad. Un tratamiento adecuado puede curar cualquier herida y eliminar plagas y hongos que hayan invadido la planta.

Ajo para orquídeas

El ajo puede tener efectos increíbles en las orquídeas y asegurar su exuberante crecimiento. El ajo, en particular, es capaz, mejor que cualquier otro ingrediente, de desinfectar las plantas. Como es bien sabido, las orquídeas pueden dejar de florecer cuando son atacadas por plagas y enfermedades.

Para garantizar una larga vida útil de las orquídeas, deben alimentarse con ajo, un remedio oriental que puede controlar eficazmente las plagas. Si se usa correctamente, la orquídea volverá a producir flores y hojas jóvenes y crecerá exuberantemente.

El ajo es rico en vitaminas y tiene excelentes propiedades tanto para el ser humano como para las plantas. La preparación de una solución a base de ajo según el método asiático es sin duda la mejor opción para obtener en pocos meses orquídeas bien desarrolladas, llenas de hojas y con las primeras flores.

Las plantas deben regarse con la solución de ajo, pero debes verificar que la tierra esté seca. Por lo tanto, la planta está seca y húmeda, lo que le permite tener hojas y flores en poco tiempo.

El secreto asiático para devolver la vida a la orquídea

El secreto asiático para devolver la vida a una orquídea cuando está casi seca y marchita es muy sencillo de hacer: A continuación te explicamos cómo hacerlo:

  1. Lava bien las raíces.
  2. Machaca un diente de ajo con toda su piel en un mortero.
  3. Pon el ajo machacado en un recipiente y añade medio litro de agua.
  4. Mezclar y colar el agua con el colador.
  5. Sumerge un algodón en agua y desinfecta la orquídea.

Luego coloca la orquídea en un vaso, llénalo con la solución obtenida y déjalo actuar durante 20 minutos. Una vez pasado el tiempo, retira la orquídea con la raíz del frasco y colócala en otro para que se seque.

Cuando la raíz esté completamente seca, corte una botella de plástico pequeña, coloque la tapa boca abajo en la botella e inserte la raíz dentro. Llene la botella de plástico hasta cubrir el fondo, evitando tocar la raíz de la orquídea. De esta manera, la orquídea siempre mantendrá la humedad necesaria para crecer y desarrollarse de forma saludable y no pudrirse.

Guarde el frasco que contiene la raíz en un lugar fresco y seco y rocíelo cada dos días con la solución de ajo. Después de un mes, la orquídea habrá desarrollado raíces sanas y fuertes. Riega la planta con frecuencia para mantenerla húmeda. Esto le permitirá crecer rápidamente y desarrollar hojas jóvenes y sanas.