¿Cómo tener un suministro ilimitado de limones en casa?

El limón es uno de los alimentos más ricos en vitaminas y nutrientes. Este ingrediente versátil se puede utilizar en recetas de belleza, en preparaciones culinarias y en una amplia gama de cosas. Desafortunadamente, el limón que encontramos en nuestros mercados a menudo está lleno de productos químicos que toman algunos de sus beneficios y ponen en riesgo nuestra salud. Aquí te explicamos cómo cultivar limones ecológicos y naturales de forma rápida y sencilla.

Además de sus muchas virtudes probadas, el limonero es uno de los mejores árboles para decorar tu hogar mientras disfrutas del delicioso aroma de sus frutos. Y al contrario de lo que algunas personas piensan, no es necesario tener un jardín para plantar un limonero. Descubra cómo cultivar un limonero en maceta y cosechar limones que son naturales, orgánicos y mucho mejores que los que compra en el mercado.

¿Por qué deberías tener un limonero en tu casa?

Como probablemente ya sepas, el limón es uno de los ingredientes naturales más utilizados en cosmética y medicina tradicional. Su riqueza en antioxidantes y sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas lo convierten en un ingrediente mágico que cualquier persona preocupada por su bienestar y salud debe priorizar. Sí, pero ¿por qué no comprar limón? La respuesta es sencilla: el limón que cultivas en casa es un limón orgánico y natural que no supone ningún riesgo para tu salud. No contiene pesticidas ni productos químicos dañinos para su cuerpo. Al plantar un limonero en tu casa, también perfumas tu terraza y le das un toque de elegancia que sin duda no pasará desapercibido.

¿Cómo se cultiva un limonero en maceta?

¿Estás listo para ponerte en la piel de un jardinero y cultivar tu propio limonero? Siga los pasos a continuación:

Método 1:

  1. Compra un limonero pequeño (edad entre 2 y 3 años).
  2. Toma una maceta grande con agujeros (de unos 16 cm de profundidad), que debe ser más grande que las raíces de tu limonero.
  3. Pon tierra mezclada con compost y arena en tu maceta.
  4. Pode las raíces de su limonero, luego póngalo en su maceta, cúbralo con tierra y riéguelo.

Método 2:

  1. Mezclar la tierra con arena y compost y humedecerla con agua. ¡Pero cuidado! Si la tierra está demasiado húmeda, las semillas pueden pudrirse.
  2. Coge una maceta de unos 16 cm de profundidad con agujeros de drenaje y llénala con la mezcla de tierra que has preparado.
  3. Corta un limón orgánico en trozos y toma una semilla. Estos no deben ser demasiado pequeños y deben estar en buenas condiciones.
  4. Remoja la semilla durante la noche en agua tibia para limpiarla y eliminar cualquier sustancia que la rodea.
  5. Cava un hoyo de unos 3 cm de profundidad en tu maceta, planta la semilla de limón y luego cúbrela con tierra. (Puede plantar varias semillas en una sola maceta, pero la maceta debe ser lo suficientemente grande como para acomodar las raíces de sus limoneros).
  6. Cubre tu maceta con celofán y perfora con un palillo para que tu planta pueda respirar.
  7. Coloca la maceta en un lugar soleado y riega la tierra con regularidad.
  8. Tan pronto como aparezcan los primeros brotes (aproximadamente dos semanas después de la siembra), retire la película de plástico.

¿Cómo se cuida un limonero?

Como todas las demás plantas, el limonero necesita ciertas condiciones para crecer de manera óptima y proporcionarle limones de calidad. A continuación, te damos algunas pautas para su mantenimiento:

  1. El limonero debe regarse cada dos días en verano y aproximadamente una o dos veces por semana en invierno. Recuerda que la tierra debe estar muy seca antes de regar.
  2. Fertilice su limonero agregando fertilizante cítrico a su maceta.
  3. Pode su limonero a fines del invierno, eliminando la madera muerta y las ramas innecesarias.
  4. Al limonero le encanta el calor y no tolera las bajas temperaturas. Por eso es muy recomendable protegerlo en invierno.
  5. Trasplanta tu limonero cada dos o tres años. Recuerde, la temporada ideal para trasplantar es la primavera.