7 verduras fáciles de cultivar en macetas en casa

Las verduras son una fuente importante de fibra y vitaminas para el cuerpo, especialmente cuando son frescas y orgánicas. Para evitar comer verduras contaminadas con pesticidas, considere cultivarlas en su jardín o en un patio, incluso si no tiene un huerto. Echa un vistazo a las verduras que puedes cultivar en casa en macetas.

Incluso si no tiene un huerto, puede cultivar algunas verduras en casa. Una maceta, macetas o macetas es todo lo que necesita para cultivar verduras orgánicas frescas.

¿Qué verduras cultivar en macetas?

1. Tomates

Los tomates se pueden cultivar en macetas. Por lo tanto, encontrarán fácilmente su lugar en su balcón. Solo asegúrese de dedicarles una maceta ancha y profunda, ya que las raíces necesitan espacio para que las plantas de tomate crezcan de manera saludable. La elección del sustrato también es importante, ya que los tomates necesitan suficientes nutrientes para crecer.

Riegue la tierra tan pronto como comience a secarse, sin que el agua se acumule en el platillo o taza. A los tomates les encanta el sol, así que coloca la maceta en un lugar soleado y alejado del viento.

2. Pimienta

Todas las variedades de pimientos se pueden cultivar en macetas. Para hacer esto, primero siembre las semillas en macetas a fines de febrero y considere trasplantar las plantas jóvenes a macetas de 60 a 90 días después de la siembra. Prefiera una maceta con agujeros en el fondo para permitir un mejor drenaje del sustrato. Riegue la tierra tan pronto como se seque y evite el exceso de humedad para que las raíces no se pudran. El pimiento es una planta particularmente golosa, así que recuerde darle fertilizante cada dos semanas durante su fase de crecimiento vegetativo. Guarde sus pimientos en un lugar soleado, lejos del frío y las corrientes de aire.

Ten en cuenta que los pulgones pueden infestar tus plantas, así que considera enjuagar las hojas de tu planta para deshacerte de ellas.

3. Calabacín

Para disfrutar de calabacines frescos, cultívelos en casa en macetas. Elija variedades sin corredores, que son más adecuadas para cultivar en macetas, ya que requieren menos espacio que los calabacines corredores.

Mantenga su planta de hortalizas al sol, pero prefiera sombra parcial durante las horas más calurosas.

Riega la base de tu calabacín con una regadera para no mojar el follaje, ya que esto conduce al desarrollo de ciertas enfermedades como el mildiú polvoriento.

Si mantiene su calabacín en el balcón, será menos probable que sea atacado por y caracoles.

4. Rábano

Esta verdura crujiente y beneficiosa para la salud es muy fácil de cultivar. Para crecer bien, los rábanos simplemente necesitan un suelo húmedo, ligero y libre de rocas.

Los rábanos crecen rápidamente, ya que puede obtener sus primeras cosechas después de solo tres semanas. En macetas, elija variedades redondas que requieran menos altura. A los rábanos no les gusta el clima cálido, así que coloque sus macetas a la sombra en el verano.

5. Lechuga

La lechuga crece muy rápido y puedes cosecharla a menudo para preparar tus ensaladas. Para sembrar, prefiera la primavera, ya que la lechuga no es resistente a las heladas. Opta por un recipiente cuadrado grande para dejar un espacio de unos 10 cm entre cada planta.

6. Guisantes

Cultivar guisantes en macetas es fácil, ya que esta verdura no requiere ningún cuidado especial. La maceta debe ser lo suficientemente profunda y preferiblemente de terracota para permitir una buena aireación del sustrato. También prefiera una maceta alta para proteger sus plantas de los pájaros. El sustrato debe ser permeable, claro y fresco. No lo empaquetes demasiado para que los guisantes puedan extender mejor sus raíces. También considere enriquecer el sustrato con compost, ya que a los guisantes les gustan los suelos ricos en nutrientes.

Deje los guisantes expuestos a la luz natural, tenga cuidado con el calor excesivo y riegue regularmente, pero ligeramente, para mantener la tierra húmeda.

7. Zanahorias

Las zanahorias también se pueden cultivar en contenedores, siempre que elija la variedad adecuada. De hecho, las variedades más pequeñas se prestan mejor al cultivo en macetas. Elige una maceta que sea ancha y profunda, ya que las raíces necesitan espacio para crecer. Puede agregar fertilizante a la tierra para macetas, pero elija un fertilizante con un bajo contenido de nitrógeno, ya que este nutriente promueve el crecimiento de las hojas, no las raíces comestibles.

Esta lista no es exhaustiva, ya que también puedes cultivar otras plantas hortícolas en casa, como berenjenas, pepinos, espinacas o ajos. También puedes cultivar plantas aromáticas como el romero, la salvia, el tomillo o incluso la menta en casa para perfumar tu hogar y condimentar tus platos. Todo lo que necesita hacer es conocer las condiciones de crecimiento de cada planta.

Gracias a estas indicaciones, el cultivo de hortalizas ya no tendrá secretos para ti.